Crecimiento Personal

Qué es el crecimiento personal?

Solemos entender por crecimiento personal un ámbito de trabajo personal o interior cuya finalidad es crecer, en otras palabras, llega un momento en que nos damos cuenta que no es suficiente con crecer por fuera; hacernos mayores físicamente sino que para abordar los embates y retos de la vida, es fundamental crecer interiormente, madurar emocional y psicológicamente.
Usan este término psicólogos, coachs, terapeutas en general, maestros de reiki, practicantes de programación neurolingüística, religiosos, etc.
Hay distintas palabras clave en el mundo del crecimiento personal: autoestima, autoconocimiento, responsabilidad, victimismo, superación, libertad… Y unas mismas preguntas que todos nos hacemos: Cómo ser feliz? Cómo aumentar mi autoestima? Cómo superar las heridas del pasado? Por qué siempre me pasa lo mismo?
Desde mi punto de vista el crecimiento personal es un tipo de filosofía; una manera de entender la vida que nos ayuda a tener una actitud más positiva y apreciativa de la experiencia de vivir. Quiero decir que integrando algunos de los principios de esta forma de vivir la vida, aprendemos a ver el potencial de las situaciones, tanto negativas como también las positivas tomando conciencia de que en la vida todo tiene dos caras. Este tipo de trabajo no debe entenderse como una negación de los problemas de la vida, imponiéndonos solo vivir experiencias que consideramos positivas. Se trata de incorporar una visión más amplia de nuestra propia existencia, aprendiendo a apreciar la vida en toda su globalidad, para lo que suele necesitarse contrariamente a lo que a veces se suele entender, grandes dosis de humildad.

Suele acompañar a esta forma de vivir y de entender la vida, la práctica de algún tipo de ejercicio (meditación, yoga, respiración…), herramientas que nos ayudan a mirar hacia dentro. Algunas de ellas especialmente aptas para la toma de conciencia de nuestras sensaciones corporales y estados emocionales que con la práctica nos abren el camino de nuestro autoconocimiento.
Sin duda un apartado importante en este proceso es darnos cuenta del papel que juega nuestro diálogo mental; del efecto de la conversación que mantenemos con nosotros mismo, puesto que es precisamente nuestra actividad mental, tanto si es positiva o negativa la que acaba dirigiendo nuestra vida y crea nuestros acontecimientos.

Con el tiempo yla práctica empezamos a cambiar de perspectiva, dándonos cuenta que cuando aparecen los problemas en la vida, podemos distraernos centrándonos en la persona o la situación de donde vieneno podemos empezar a ver con auto-honestidad las pequeñas miserias y programaciones que todos arrastramos.

La filosofía de crecimiento personal y sus estrategias, son esenciales para que el ser humano, a través de un proceso personal, avance en el camino de escapar de la influencia y control del ego para conseguir así su auténtica libertad